martes, 9 de octubre de 2007

Casa Cuna

Desde muy temprana edad,mis hijos Agustina y Javier,aprendieron que hay que ayudar al projimo,como sea,con comida,dinero,presencia,desde el corazon,saben la importancia de dar una mano a quien lo necesita,eso es algo que hasta hoy lo siguen ejerciendo.Me siento orgullosa de ello.¡¡¡¡¡ Gracias Agustina y Javier!!!!